miércoles, 21 de abril de 2010

ORACIONES A SATAN

1.Salve Satanas, Salve Satanas, Salve Satanas
In nomine dei nostri satanas luciferi excelsi
Potemtum tuo mondi de Inferno, et non potest Lucifer Imperor
Rex maximus, dud ponticius glorificamus et in modos copulum adoramus te
Satan omnipotens in nostri mondi.
Domini agimas Iesus nasareno rex ienoudorum
In nostri terra Satan imperum in vita Lucifer ominus fortibus
Obsenum corporis dei nostri satana prontem
Reinus Glorius en in Terra eregius
Luciferi Imperator omnipotens
Salve Satanas, Salve Satanas, Salve Satanas.

2.Ante ti poderoso señor de la verdad y la luz me presento.
Nada poseo salvo mi propio ser y mi humana naturaleza.
Señor guerrero por excelencia, tus armas truncaron los sables de dios.
Protector de los hombres, ante ti acudo, buscando protección.
Luz del alba, esperanza de la humanidad, señor de la libertad.
Como hombre reclamo el vínculo sagrado que nos une ahora y por siempre
Tu belleza es envidiada por los astros y tu fuerza quiebra la roca.
Permite que mi espíritu se funda con el tuyo, ahora y por siempre.
Juez sabio que a nadie temes, hablas la verdad sin vacilar por nadie.
Permíteme disfrutar de tu sabiduría y desvélame tus grandes secretos.
Lucifer escucha estas palabras como ofrenda de unión y agradecimiento.
Complace mis deseos y mis palabras sellarán este pacto de unión eterna
Lucifer por ti renuncio complacer a dios.
Renuncio del cristo.
Renuncio de los sacramentos y bendiciones.
Renuncio de sus mandamientos.
Renuncio de sus iglesias, ministros y pastores.
Renuncio de todo aquello que es santo y sagrado.
Renuncio de todo don o beneficio que no provenga de ti.
Renuncio a que mis actos sean tenidos como buenos ante dios.
A todo ello renuncio a cambio de unir nuestras almas por siempre.
Abrazo ahora tu causa como si fuera mía.
Abrazo tu amor y comparto tu odio. Abrazo tu dolor y tu placer.
Abrazo tu oscuridad y tu luz.
Abrazo tus dones y tu sabiduría, para usarlos contra nuestros enemigos
Abrazo tu soledad y tu compañía.
Abrazo tu pasado y tu futuro de victoria.
Sea así sellado este eterno pacto de unión entre nuestras almas.
Que nada lo rompa ni altere a través de los siglos venideros.
Gloria a Lucifer
Gloria a Lucifer
Gloria a Lucifer

3.Creo que es el ser humano el centro de nuestro universo, en armonía con su entorno natural.

Creo que soy portador de la magia de la vida y de la muerte, de la creación y la destrucción.

Creo que la satisfacción de mis necesidades humanas, mis deseos y la obtención de la felicidad, deben ser mi objetivo primordial.

Creo que debo valorarme a mí mismo pues soy un pequeño milagro en el universo, único e irrepetible.

Creo que no debo adorar a nada ni a nadie, pues nadie es merecedor de tal adoración.

Creo en aquellos que llevan mi sangre y me son fieles y en otros que sin ser mis hermanos les siento como tales, a ellos les defenderé hasta la muerte.

Creo que debo convivir entre otros seres humanos con lo que me relacionaré siempre y cuando sepan apreciar mis valores y porque no también mis defectos.

Creo que mi vida es finita y cada día es uno menos en la inapelable cuenta atrás, pero la intensidad con la que disfruto de ella me da valor para burlarme de la muerte.

Creo que no temo a nada ni a nadie pues me siento fuerte y capaz de desafiar a todo y a todos.

Creo que la fuerza de un hombre nace en su inteligencia y astucia no en las armas que posea.

Creo que el mayor pecado es no disfrutar de todos los placeres y bienes que la vida nos regale.

Creo que yo soy mi ley y mi juez, el cielo y el infierno, ángel y demonio. Soy aquello que libremente desee sin que nadie pueda imponerme nada.




CREDO SATÁNICO

Creemos en un Príncipe,
Satanás, Señor de esta Tierra
Y en una ley,
Fuerza y Fuego,
Que triunfan sobre todo.

Creemos en un Templo,
El Templo de Satanás,
Y en una palabra,
que triunfa sobre todo,
La palabra Éxtasis.

Y alabamos a nuestro Señor Satanás,
El que nos hace brillar.

Y anticipa con ilusión su Reino
Y los placeres que vendrán!

Sanctus Satanas, Sanctus!

4.Creo que es el ser humano el centro de nuestro universo, en armonía con su entorno natural.

Creo que soy portador de la magia de la vida y de la muerte, de la creación y la destrucción.

Creo que la satisfacción de mis necesidades humanas, mis deseos y la obtención de la felicidad, deben ser mi objetivo primordial.

Creo que debo valorarme a mí mismo pues soy un pequeño milagro en el universo, único e irrepetible.

Creo que no debo adorar a nada ni a nadie, pues nadie es merecedor de tal adoración.

Creo en aquellos que llevan mi sangre y me son fieles y en otros que sin ser mis hermanos les siento como tales, a ellos les defenderé hasta la muerte.

Creo que debo convivir entre otros seres humanos con lo que me relacionaré siempre y cuando sepan apreciar mis valores y porque no también mis defectos.

Creo que mi vida es finita y cada día es uno menos en la inapelable cuenta atrás, pero la intensidad con la que disfruto de ella me da valor para burlarme de la muerte.

Creo que no temo a nada ni a nadie pues me siento fuerte y capaz de desafiar a todo y a todos.

Creo que la fuerza de un hombre nace en su inteligencia y astucia no en las armas que posea.

Creo que el mayor pecado es no disfrutar de todos los placeres y bienes que la vida nos regale.

Creo que yo soy mi ley y mi juez, el cielo y el infierno, ángel y demonio. Soy aquello que libremente desee sin que nadie pueda imponerme nada.

Blackfer

AVE SATANAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada